29/11/08

de l'oblit

El passat dilluns, el cardenal Rouco va dir referint-se al franquisme i la Guerra Civil: «A veces es necesario saber olvidar. No por ignorancia o cobardía, sino en virtud de una voluntad de reconciliación y de perdón». Paraules dirigides clarament contra la Llei de la Memòria Històrica que impulsa el Govern, per a donar resposta als milers de peticions de persones que volen saber on van anar a parar les restes dels seus familiars. Per a Rouco el passat, passat!. Y a otra cosa. Oblidem i perdonem, demanant ressignació als qui volen que la història faci justícia.
L’Església ha d’estar al costat dels que pateixen o no és l’Església de Jesucrist. Això no ho hauria de saber un cardenal? La història no es pot oblidar. Lleó XIII, en obrir els arxius secrets del Vaticà, va dir: “La primera llei de la història és no tenir la gosadia de mentir; la segona, no tenir por a dir la veritat. I encara més, que l’historiador no doni peu a la sospita ni d’adulació ni d’animadversió” La persona que ha hagut de viure sense un pare al costat perquè va morir a una guerra fratricida, i que no n’ha sabut res tot aquests temps, no se li pot demanar que oblidi. Ni es pot demanar a la dona que va veure com si li enduien el seu marit, i no n’ha sabut res més, i ha viscut en la ignomínia durant tants anys, no se li pot demanar que oblidi. Que perdonin, sí. Que oblidin, no.
La reconciliació que demana Rouco no ha de venir de part de les víctimes, sinó d’aquells que les van provocar. El perdó l’hauria de demanar l’Església per haver fet costat als militars colpistes. La història s’ha explicat de part del guanyadors (ara, epl que sembla, representats per alguns polítics del pp) magnificant la crema de convents i la persecució dels catòlics, en el bàndol republicà. No es diu però, que al bàndol dels sublevats es va perseguir i matar, tanmateix, a republicans, encara que fossin catòlics, com va ser el cas de Carrasco i Formiguera, i més d’un capellà del País Basc, tots ells pel “crim” de ser republicans nacionalistes. Un historiador tan poc sospitós de “roig” con és Ricardo de la Cierva, al Vol. 4 de La historia se confiesa escriu, que: «En setiembre de 1971 la Iglesia de España representada por la Asamblea conjunta de obispos y sacerdotes hacía examen de conciencia sobre su actuación en la guerra civil. Se pone a votación el proyecto nº 34, que dice: “Si decimos que no hemos pecado hacemos a Dios mentiroso y su palabra ya no está con nosotros. Así pues, reconocemos humildemente y pedimos perdón porqué no siempre supimos ser verdaderos ministros de reconciliación en el seno de nuestro pueblo, dividido por una guerra entre hermanos". El texto en segunda votación obtuvo menos votos que en la primera: 123 a favor y 113 en contra, con 10 votos en blanco».
Està clar, doncs, que són els representants de l’Església els més interessats en que s’oblidi que hi va haver crims en els dos bàndols, i que la jerarquia catòlica va apostar per aquells que no cremaven esglésies ni mataven capellans. Però que els falangistes perseguissin i matessin a republicans potser no ho trobaven tant greu. També devien trobar normal el que deien els generals revoltats entre juliol i agost de 1936. Mola:.«Hay que sembrar el terror, hay que dejar sensación de dominio eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensan como nosotros». Franco: «Salvaré España del marxismo. No dudaré en matar a media España si tal fuera el precio a pagar para pacificarla». Queipo de Llano: “Hay que borra del diccionario las palabras perdón y amnistía”.
Els fets de la Guerra Civil van ser molt greus, però els de la postguerra van ser pitjors. I, la jerarquia posava el palio perquè Franco entrés a les catedrals. No és el senyor Rouco, ni els membres de la cúpula episcopal espanyola els més indicats per a dir que la reconciliació ha de venir de l’oblit d’aquells fets. Cada col·lectiu representa el que representa.
Els senyors bisbes, haurien de començar demanant perdó, tots, públicament i humilment; perdó dels pecats de l’Església franquista. Aleshores, començaran a estar legitimats per a demanar als familiars de les víctimes que no han estat identificades, que també perdonin, perquè el perdó és cristià. Però mai que oblidin, perquè no seria humà.
Declaracions com les de Rouco deixen clar que l’Església de Jesucrist necessita una refundació des de les bases, perquè la jerarquia està massa ancorada en el passat (nacionalcatolicisme) i massa propera a les posicions polítiques de la dreta espanyola. Almenys aquesta és la part més visible de l’episcopat espanyol. Segurament, no tos els bisbes estan de la banda de Rouco, no tots els que prenen la paraula (no només bisbes, sinó tots els representants de l'Església) estan d'acord amb els seus posicionaments. Però... perquè no ho manifesten?. Perquè no hi ha un clam generalitzat dels bisbes, rectors, líders de moviments eclesials, etc.? El seu silenci els acabarà fent còmplices d'un greu pecat.

25/11/08

la conjura


Potser ja és un vici incorregible, un descens a l'infern de l'adicció... Però no em puc estar, de tant en tant, de fer una ullada a l'abisme. De nou, el mateix senyor que ens va insultar a tots insultant la Carme Chacón, té la capacitat de sorprendre'ns. Ni el "que vienen los rusos" i les ràncies resonàncies d'aquesta expressió. Ni el joc pervers de demanar oblit per part del jefe dels bisbes espanyols. Ni el xou de l'educació al territorio nacional valencià. Ni les bravates (de barra de bar) de l'expresident. Ni tantes i tantes xarlotades d'uns i altres. Res és comparable, res tan imprevisible, tan trencador.
La provocació en estat pur: el president francès ajuda al president Zapatero perquè hi ha una conjura masònica... No és nou, no: a l'època més fosca de la fosca dictadura ja s'havien identificat com a enemics a destruir masoneria-comunisme-etc... Els tics falangistes perviuen, però ara sota una elucubració surrealista:

El pasado viernes, leí un editorial en La Linterna que provocó una conmoción extraordinaria hasta el punto de que ha sido una verdadera multitud la que ha pedido su texto. Lo reproduzco a continuación. Corría el año 1801, cuando en el puerto francés de Brest se constituyó la primera logia masónica formada por españoles. Su nombre era La Reunión Española y de ella sabemos que tuvo 26 miembros, entre los que había varios sacerdotes. La finalidad de la logia era obvia. Napoleón pretendía crear, valiéndose de la masonería, una quinta columna que corroyera España desde dentro y que la facilitara su dominio por parte de Francia. Algo más de seis años después de la constitución de aquella primera logia masónica en Francia, Napoleón invadió España y, de manera bien significativa, los traidores más destacados se encontraron en las capas superiores de la pirámide social española.En las últimas horas, hemos tenido acceso a documentación procedente de la obediencia masónica conocida como Gran Oriente de Francia. Sin ánimo de ser exhaustivos, los hechos son los siguientes:1. En uno de los documentos denominado el Librito blanco de la laicidad, el Gran Oriente de Francia indica que “la laicidad pretende liberar al niño y al adulto de todo lo que aliena y pervierte…especialmente…el orden religioso”.2. El documento del Gran Oriente de Francia afirma igualmente que “la moral laica… es esencial en la construcción de la armonía social y el reforzamiento del civismo democrático.”3. Ese mismo documento del Gran Oriente de Francia señala que “la educación laica” es una de las condiciones para la igualdad en la sociedad y que “la escuela laica…debe ser preservada de toda penetración confesional”4. En ese mismo documento, el Gran Oriente señala que “si las iglesias quieren existir… la religión debe convertirse en un asunto privado y las iglesias no pueden estar dotadas de status oficial”.5. De manera bien significativa, este mismo documento del Gran Oriente de Francia indica que la regulación legal del “nacimiento, la vida y la muerte” no deben ser consideradas “bajo el ángulo de la religión” lo que abre la puerta a fenómenos legales como la ampliación del aborto o la legalización de la eutanasia.6. Este mismo documento del Gran Oriente de Francia subraya igualmente que “los progresos de la ciencia deben verse libre de toda influencia… especialmente de grupos religiosos” lo que es una manera apenas oculta de abogar por la experimentación biológica sin restricciones.7. Este mismo documento del Gran Oriente de Francia insiste en que “la laicización del estatuto del cuerpo (amor y sexualidad, muerte, enfermedad) no está concluida” considerándose como meta la regulación de “las modalidades sociales de la vida de las parejas y de las familias”, un eufemismo para el matrimonio de homosexuales.8. Finalmente, en este documento del Gran Oriente de Francia, se indica la necesidad de evitar influencia religiosa en la cultura y la creación artística y en la información y la comunicación.9. En documento emanado del Gran Oriente de Francia y fechado el 31 de octubre de 2007, esta obediencia masónica se refiere a la ley de memoria histórica señalando que “en la hora en que España se apresta a cumplir con valor el examen de uno de los períodos más sombríos de su historia, el Gran Oriente de Francia quiere manifestar su apoyo a este necesario trabajo de memoria”.10. En este mismo documento, el Gran Oriente de Francia lamenta, sin embargo, que el Vaticano haya beatificado “a cerca de quinientos religiosos víctimas de la guerra civil española” e indica que “mientras que la decisión del gobierno español debería ser saludada por todos, algunas corrientes – entre las más reaccionarias – trabajan para reafirmar la actualidad de ideologías que no pueden sino inquietarnos”.11. A la hora de interpretar la crisis económica, en otro documento de fecha 17 de octubre de 20008, el Gran Oriente de Francia, como ZP, la atribuye a que “el viento del liberalismo sin freno arrastraba todo a su paso” y señala la solución, también como ZP, en la “refundación de un estado providencia” y12. Hoy, el diario Le Fígaro ha informado de que tras conceder Sarkozy una silla a ZP para que asistiera a la reunión de Washington, el presidente español dijo al francés: “Todo lo que me pidas te lo daré”.
A la vista de estos datos procedentes del Gran Oriente de Francia, cabe formularse algunas preguntas:1. ¿Es casualidad que la asignatura de Educación para la ciudadanía reproduzca el modelo masónico educativo?.2. ¿Es casualidad que la ampliación del aborto y la legalización de la eutanasia preconizadas por ZP se encuentren entre las metas de la masonería?.3. ¿Es casualidad que el matrimonio de homosexuales defendido por la masonería haya sido uno de los proyectos estrella de ZP?.4. ¿Es casualidad que la ofensiva laicista de ZP se corresponda milimétricamente con los planes expresos de la masonería?5. ¿Es casualidad que la vía libre para los experimentos científicos sin ningún tipo de barrera moral que defiende el ministro Soria se corresponda con las tesis de la masonería?6. ¿Es casualidad que el análisis erróneo y demagógico de la actual crisis económica que realiza ZP sea el mismo que propugna la masonería?7. ¿Es casualidad que la masonería respalde el proyecto parcial y sectario de la mal denominada memoria histórica?8. ¿Es casualidad que los movimientos separatistas de Vascongadas y Cataluña coincidan con el deseo histórico de Francia de mantener ambas regiones como estados colchón que debiliten a España?.9. ¿Tiene alguna relación el juez Garzón con la masonería?10. ¿Tienen alguna relación ZP con la masonería?11. ¿Ha tenido algún papel la masonería en la concesión de una silla en Washington para ZP? Y12. ¿Qué legitimidad tiene ZP para prometer a Sarkozy que le dará todo lo que le pida?.Todas y cada una de estas preguntas deberían recibir una respuesta clara y veraz porque, de lo contrario, tendríamos que temer que a los doscientos años de que el pueblo español se alzara contra la invasión francesa, nuevos traidores estén entregando la patria en manos de sus enemigos y que, una vez más, el instrumento privilegiado para esa traición sean las logias masónicas.
L'estratègia argumentativa del final és la típica del feixisme: tothom és culpable -els jueus eren culpables, a l'Alemanya nazi- fins que no es demostra el contrari. Per cert: culpable... de què? La peli explicada és certa... i si no, que ens ho expliquin (amb una respuesta clara y veraz a les preguntes formulades). Déu n'hi do, oi? El problema és que hi pugui haver persones que es creguin aquest tipus de missatges, que els hi donguin un mínim de credibilitat.
¡¡¡ Más luz !!!

12/11/08

la sinrazón

Avui surt al diari La Razón un escrit signat per un senyor que es diu César Vidal. No tinc costum de llegir aquest diari, però potser per casualitat he tingut el plaer de llegir l'article... No tinc capacitat per a qualificar-lo amb l'adjectiu apropiat. El text és tan barroer que supera amb escreix qualsevol intent d'entendre'l: es pot ser tant tant tant...???
Aprofita els recents esdeveniments a l'Afganistan (la mort de dos soldats) per a insultar la ministra Chacón. I de pas ens insulta a tots. És una qüestió personal, doncs. No podem restar-ne indiferents.
Anem a l'article. La cosa comença amb l'escalfament de rigor:
En pocas circunstancias -y no han faltado- ha dado mayores muestras de bajeza moral el gobierno de ZP que en lo relacionado con la guerra de Afganistán. Durante años, ha negado -a sabiendas de que era mentira- que nuestras tropas en la zona se encontraban en un conflicto bélico, ocultando tal circunstancia bajo el eufemismo vergonzante de la misión de paz. Pero si ya tamaño comportamiento es de por sí escandaloso, aún más lo ha sido el de buena parte de los protagonistas de las últimas horas. Cuando ha tenido lugar la muerte de otros dos soldados españoles en Afganistán, nos hemos visto obligados a asistir a lo que sólo puede considerarse un ejercicio desvergonzado de obscenidad por parte de la ministra de Defensa.
Una obertura estrident, excitant. Tres expressions agressives in crescendo per preparar el terreny del que després vindrà. I el que ve és una traca de disbarats:
Los antecedentes de la Chacón son, desde luego, obvios. Chacón es la política que, en su día, se solidarizó con un cómico del tres al cuarto que «se había cagado en la puta España» diciendo que ella también era Rubianes. Chacón es la ministra que ha convertido en primer objetivo de su ministerio el integrar a la mujer en las FF AA, pero no en dotar a nuestras tropas del equipo necesario. Chacón es la ministra que se ha preocupado de cambiar los uniformes femeninos en el Ejército, pero no los carros de combate sustituyéndolos por otros dignos. Chacón es la ministra que pertenece a un gobierno que consiente que personajes como Touriño se gasten en automóviles innecesarios lo que podría dedicarse a blindados indispensables para nuestras tropas. Chacón es la ministra que ha apoyado unos presupuestos que significan un recorte del 7% en el gasto de Defensa a la vez que se incrementaba en un 22% los del absolutamente inútil Ministerio de Igualdad, todo ello sin decir ni mu. Chacón es la ministra que milita en el PSC, ese partido catalanista que ha arrancado a los españoles la parte del león para infraestructuras y que se dedica a abrir embajadas de Cataluña en el extranjero porque hay que darle un trabajo a Apeles, el hermano de Josep Lluís. Chacón es la ministra que se permite -al estilo del CAC y del gobierno del bachiller Montilla- excluir a medios de comunicación de sus viajes, como hizo recientemente con la cadena COPE. Chacón es, en última instancia, la ministra que no se ha atrevido a enfrentarse con la prensa este fin de semana porque sabe hasta qué punto es culpable de que nuestras tropas se jueguen la vida sin contar con un equipo suficiente -el que tienen los otros ejércitos que están en Afganistán- que pueda salvarlos en episodios como el de las últimas horas. Con ese historial a sus espaldas, seguramente, muchos de los lectores comprenderán que pocas veces en mi vida haya sentido tanto asco, tanta repugnancia y tanta indignación como hace unas horas al ver a la ministra de Defensa eludiendo a un grupo, sin duda fiero, de periodistas y leyendo un papel en el que expresaba su admiración por unos soldados a los que no ha atendido ni un solo minuto desde que se hizo con la poltrona ministerial. Ningún hombre de honor hubiera incurrido jamás en semejante conducta. La Chacón ni es un hombre ni tiene honor. Bastaría, pues, con que dimitiera y nos librara a todos de tener que contemplar tanta obscenidad.
El final no té desperdici: ni es un hombre ni tiene honor... Feixisme pur, oi? En té tots els ingredients: bravuconada de barra de bar, masclisme, manipulació de fets, despreci per tot el que és diferent, etc...
La pena és que potser aquestes posicions reflecteixen el punt de vista de molta gent. Massa potser no (optimista!), però molta i prou significativa. És per això que cal llegir el que escriuen (i potser també escoltar el que diuen a la ràdio dels bisbes espanyols) els voceros del feixisme segle xxi -en Llach els va anomenar neofatxes globals en una divertida cancó. Igual que cal llegir el Mein Kampft: amb voluntat d'anàlisi dels mecanismes psicològics que fan possible que algú pugui ser seguidor d'idees tant despreciables. I, sobretot, per a vacunar-nos contra la temptació de renunciar a ser el que som -el que podem ser.